Cuidado de tus Joyas

-Tienes en  tus manos una joya única. Debes amarla y cuidarla. Es una joya delicada que requiere tu atención.

-Las joyas de NAMU están elaboradas en plata 925, algunas piezas tienen  enchape en oro de 18 kilates y todas las piedras utilizadas en su fabricación son semipreciosas.

-Las piedras semipreciosas, son de  alta calidad, sin embargo,  como toda piedra requiere limpieza y un uso adecuado pues  algunas son más sensibles que otras, como por ejemplo el cuarzo cristal. Muchas de las  piezas de NAMU están elaboradas  con estas piedras y si no les das un uso adecuado se pueden romper. NAMU no da garantía sobre cristales rotos.

-Cuando compres una joya con  cuarzo cristal,  sácala sobre una superficie plana, una mesa, es lo más conveniente. Ábrela  con cuidado para que no ruede desde el pañito gamuzado en que te la mandamos.

-Cuando no  estés usando tu joya  guárdala en este pañito, así la protegerás de los rayos del sol. 

-Consigue un joyero con compartimentos individuales, así las joyas que tienen piedras semipreciosas no se golpean   entre sí.

-No arrojes tus joyas cuando te las quites, recuerda que son delicadas y con el tiempo las piedras semipreciosas pueden caerse. Después de treinta días NAMU no responde por las piedras que se caen. 

-Siempre que saques las joyas para lucirlas, agárralas por la parte de metal, y cuando las guardes orienta las piedras hacia arriba.

-La plata puede ensuciarse por muchos motivos. Cloro, grasa, sudor, perfume. Es normal si se  oscurece  un poco o se pone amarilla. No te asustes, no significa que no sea auténtica. Simplemente tienes que saber cómo limpiarla.

-Cuando tus joyas de NAMU no estén acompañadas por una piedra semipreciosa, puedes utilizar agua tibia y jabón normal de tocador para lavarla. Si tienes un cepillo de cerdas suaves, puedes pasarlo por la pieza para quitar residuos que se van quedando con el transcurrir del tiempo.

-Cuando tus joyas sean en plata 925 y alguna piedra semipreciosa, excepto perlas de agua dulce y lapislázuli, puedes hacer el mismo procedimiento. Agua tibia y jabón normal de tocador.

-Las joyas de NAMU que tengan perlas de agua dulce y lapislázuli, sólo limpialas con un pañito húmedo. No jabón, ni cepillo.

-Evita el contacto directo de perfumes con tus joyas.

-No duermas con tus joyas y en lo posible no te bañes con ellas. 

-Los anillos de NAMU son casi todos ajustables. Por favor cuando recibas un anillo de NAMU, decide en que dedo lo vas a usar. Una vez hayas escogido tu dedo, abre o cierra con toda delicadeza la pieza, por una única vez.